328 - La rosa y el amaranto

[i3.htm]



328 - La rosa y el amaranto

Un amaranto plantado en un jardín cerca de un rosal, así se dirigía a él:

-¡Qué flor tan encantadora es la rosa, favorita tanto para Dioses como  para hombres. Le envidio su belleza y su perfume!

El rosal le contestó:

-En efecto, querido amaranto, doy flores, ¡pero para una breve temporada! Y si  ninguna mano cruel las desprende de mi tallo, 
aún así  fallecerán tempranamente. Pero tú eres inmortal y nunca te
descoloras, y siempre te presentas con renovada juventud.-

 

En vez de envidiar virtudes ajenas, veamos primero las grandezas de las nuestras.

 


rosa

 

 

Búsqueda personalizada

 

Búsqueda personalizada

Recomiende esta página a una amistad. Envíe Email:

Clip Art Designs by Graphics Factory

 Politica de Privacidad

Cuentos de Grimm, todo público

Blogs:
Buena Vida con Amor
Good  Life with Love

Usuarios están disfrutando de estas fábulas en este momento. Presione (click) sobre el NÚMERO para ver el detalle.



Copyright ©
edyd.com